El valor de la unión… Otro camino es posible

Trabajo-en-equipo

Cuántas veces habremos oído cosas como: “ojalá pudiera hacer…”, “me gustaría pero…”, “si tuviera esto o aquello haría…” y otras frases similares usadas como argumentos irrefutables.

Argumentos sin duda fundamentados en realidades… ahora bien, ¿acaso no existen soluciones alternativas, otros caminos que puedan ser emprendidos?

En realidad si, el secreto se encuentra en poner en práctica un concepto que para nada es nuevo, el de las “Sinergias Empresariales”.

Pero ¿qué es exactamente la sinergia?, y, ¿es realmente algo tan importante?

Si, es tremendamente importante, y todo porque si se logra la alquimia necesaria para crear las “Sinergias” conseguiremos que las reglas de las matemáticas no nos sean de aplicación, y es que la consecución de sinergias es el único método conocido por el hombre (y reconocido por la Ciencia) por el cual se consigue que sumando dos y dos el resultado sean cinco.

Y en qué afecta esto a una pyme, en algo tan simple como crucial, la sinergia consigue que una pequeña o mediana empresa salga al mundo con la potencia y posibilidades de las grandes compañías.

Ahora bien, no es ni mucho menos un camino fácil de recorrer, en nuestra experiencia estamos asistiendo a multitud de movimientos encaminados a lograr sinergias en distintos sectores, algunos consiguen culminar con éxito, otros no, sin embargo el beneficio de lograrlo es muy alto.

Los peligros son muchos, pero teniendo claros los objetivos a lograr, eligiendo bien a los compañeros de viaje y estableciendo desde el principio el papel de cada uno de los componentes de la unión, la colaboración y, por ende, la obtención de sinergias positivas está asegurada, ya que entre otras cosas, cada una de las pymes involucradas logrará, como mínimo:

a) Incrementar el volumen de las empresas, permitiéndoles acceder a proyectos o mercados a los que no podrían acceder de forma individual por causa de su tamaño (escasez de recursos financieros, materiales, personales, etc.).

b) Mejorar la competitividad, ya que puede ofrecerse un servicio o producto único al cliente que aproveche la experiencia y especialización de cada una de las empresas componentes, de forma que el producto final creado sea superior al que cada una de ellas hubiese podido crear de forma individual.

c) Mantener la agilidad de las compañías pequeñas… lo que es una gran ventaja, ya que permite que los productos evolucionen y se adapten a las necesidades de los clientes de forma casi instantánea pudiendo de esta forma adelantar a compañías más grandes con estructuras rígidas.

 

Y si a estas alturas todavía tiene dudas pregúntese porque las grandes compañías buscan el apoyo de otras empresas de su sector, incluso cuando son competidores directos, para embarcarse en proyectos de grades dimensiones, ¿no será porque esta forma de actuar minimiza sus riesgos y mejora sus posibilidades de éxito?…

Pues si ellas que podrían ir en solitario optan por compartir los proyectos ¿Qué le hace pensar que usted no puede beneficiarse de una estrategia similar?

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*